Republicanos promueven plan que abrirá gobierno

0
83

LIDERES POLÍTICOS. El Senado de EE.UU, comenzó ayer a debatir la propuesta del presidente Donald Trump para acabar con el cierre parcial administrativo, que llegó a su día 32, con la mayoría republicana buscando su aprobación mientras los demócratas criticaron la falta de compromiso frente al tema migratorio.

La prolongada paralización gubernamental, que afecta a un 25% de la Administración, ha despertado la solidaridad de distintas personalidades hacia los 800,000 empleados federales que no han recibido su pago quincenal por segunda vez desde el pasado 22 de diciembre, cuando arrancó el cierre.

El líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, presentó la iniciativa anunciada el pasado sábado por Trump, en un intento por desatascar la aprobación de fondos para algunas agencias federales que no cuentan con presupuesto y asegurar la financiación para el muro en la frontera con México.

Trump ofreció extender dos programas migratorios cancelados por él mismo, la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el Estatus de Protección Temporal (TPS) para refugiados extranjeros, a cambio de los 5.700 millones de dólares para construir el muro en la frontera con México.

Casi al cierre de la jornada se conoció que los líderes del Senado llegaron a un acuerdo para que el próximo jueves se voten sendas propuestas para acabar con el cierre parcial. McConnel fijó dos votaciones para la tarde del jueves, cada una de las cuales requerirá el respaldo de 60 senadores para avanzar.

La primera votación, según la publicación The Hill, sería sobre la propuesta de Trump, y en caso de que fracase se consideraría una “resolución continua” -que es un tipo de legislación de asignaciones presupuestarias.