Priscila D´Oleo pide responsabilidad política: ¡Un voto no vale más que la vida!

Los dominicanos enfrentamos una severa batalla contra el Coronavirus. Se trata de una pandemia de alcance global con centenares de miles de infectados. A la fecha se cuentan decenas de miles de personas fallecidas alrededor del mundo.

A pesar de los vastos esfuerzos gubernamentales por proteger la vida de los dominicanos, me duele saber que al día de hoy 57 personas ya no estarán cuando todo esto pase, se han ido a causa del COVID-19 y me duele aún más saber que, lamentablemente los casos positivos siguen en aumento.

La agresividad del contagio en la República Dominicana es menor que en otras naciones, pero no es suficiente
para vencerlo.

El gobierno ha tomado medidas, y seguirá haciéndolo, habilitará laboratorios para hacer pruebas gratuitas con prescripción, pero no basta con eso. En mi calidad de mujer, madre y joven, hago un llamado a todos los sectores sociales de la provincia María Trinidad Sánchez, para que ayudemos a detener la propagación del COVID-19, así ganaremos la única batalla que importa ahora mismo, es necesario que pongamos de nuestra parte para proteger la vida de nuestros familiares, vecinos, allegados, colaboradores; y en especial hago un llamado a todos los habitantes de la provincia, para que no apoyen los actos irresponsables que sirven a la enfermedad y no a la eliminación de esta.

Hago un formal llamado a la dirigencia política de la provincia María Trinidad Sánchez; compañeros, asumamos nuestras acciones con responsabilidad, ¡Un voto no vale más que la vida! Desde la entrada en vigor de la proclama de campaña electoral hacia el congreso, veo con desasosiego los actos proselitistas de algunos candidatos en la provincia, haciendo caso omiso a las indicaciones principales emanadas de nuestro gobierno, de no realizar este tipo de encuentros o actividades.

Es tiempo de cuidarnos, no de exponernos, ni causar que otros, que son aún más vulnerables, se expongan ante el peligro inminente del contagio; es tiempo de quedarnos en casa, hora de mostrar empatía, solidaridad y de priorizar lo que realmente importa.

¡Dios Mío, hágase tu voluntad y sálvese la República Dominicana!

Deja un comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribir  
Notificar de