LA VIOLENCIA EN NICARAGUA DEJA DIEZ MUERTOS

0
12

LA VIOLENCIA EN NICARAGUA DEJA DIEZ MUERTOS Y LA UNIÓN EUROPEA PIDE AL ESTADO GARANTIZAR LA VIDA DE LOS CIUDADANO ANTE LAS DENOMINADAS OPERACIONES DE LIMPIEZA.

La denominada Operación Limpieza que ejecuta el Gobierno de Nicaragua para remover los obstáculos en calles y carreteras, instalados por opositores, dejó diez nuevas víctimas, mientras que la CIDH pidió al Estado garantizar la vida de la población.
Cinco ciudades del Pacífico nicaragüense fueron escenarios de lo que los detractores al Gobierno han bautizado como Operación Limpieza, que consiste en una ofensiva ejecutada por las llamadas fuerzas combinadas, integrada por policías, antimotines, parapoliciales y paramilitares, junto a trabajadores del Estado, para remover bloqueos de caminos y barricadas.

En este sentido, La Unión Europea (UE) y los Gobiernos de España, Costa Rica y Chile condenaron en las últimas horas la ola de creciente violencia que estremece a Nicaragua y urgieron al Gobierno de Daniel Ortega a reanudar la vía del diálogo.
Señaló en un comunicado de la representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, que los actos de violencia contra estudiantes y civiles en Nicaragua, así como la demora en dar asistencia médica de urgencia a los heridos, son deplorables.

Asimismo, España expresó su apoyo a los organismos supranacionales que colaboran para solucionar la crisis, entre ellos la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos
Por lo tanto las situaciones políticas en Nicaragua y serán tratadas en Bruselas, asegurando que conversará, bajo el lema Construyendo puentes y reforzando nuestra asociación para afrontar los desafíos globales, los cancilleres de la Unión.

También el Gobierno de la República de Costa Rica condena vehementemente el uso de la fuerza letal en contra de estudiantes y civiles en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN). Asimismo, deplora que no se haya permitido el acceso de asistencia médica ni de organizaciones internacionales para la protección de los derechos humanos, advirtió el sábado la Cancillería.

Por su parte El Gobierno de Sebastián Piñera en Chile, condenó los últimos sucesos violentos en la UNAN e instó a Ortega a reanudar los mecanismos de diálogo y acercamiento y la búsqueda de caminos hacia la paz y la reconciliación, respeto a los Derechos Humanos, el fortalecimiento de la democracia y a la necesaria convivencia social.

Nicaragua vive su peor crisis en 40 años, que comenzó el 18 de abril con una protesta estudiantil y se extendió por todo el país tras la violenta reacción policial. Organismos de derechos humanos independientes dan cuenta de más de 350 muertos, la mayoría civiles. El Gobierno solo reconoce 49 fallecidos.