La declaración de guerra de Quique Antún

LIDERES POLÍTICOS. La responsabilidad es uno de los conceptos esenciales de una sociedad democrática. No hay democracia sin ciudadanos y políticos responsables. Un político irresponsable difícilmente puede exigir responsabilidad a las instituciones públicas. Desde el seno de los partidos de oposición radicalizado en contra de la Junta Central Electoral y en contra de la democracia no nos conduce por buen camino.

Podemos ver el tono desafiante de Quique Antún declarando la guerra al PLD. Olvidando que este partido tiene soldados dispuestos a defender el voto en cualquier terreno que así lo entiendan los irresponsables políticos de nuestra sociedad, esos cantos de sirenas jamás van a prosperar y tienes que tener claro que no será brisas que tumban palos, sería bueno que Quique use esa furia y desafío contra quienes intentaron enlodar a su familia llevando su padre a la cárcel. La verdad que es muy fácil asociarse con algunos políticos irresponsables, caprichosos, ambiciosos, egoístas. Se asocian para crear un mal ambiente electoral y sobre todo intentar tapar sus torpeza que son propia de su infantilismo, con esa actitud lo que va a conseguir que entre los dominicanos se produzca un repudio hacía ellos.

Vivimos en una sociedad en la que la gente se mueve casi exclusivamente por sentimientos, y los políticos no son una excepción. El uso de la razón, que es lo que hace adultas a las personas, está totalmente postergado ante los impulsos de amor-odio, lo mío, lo nuestro, la afirmación propia o colectiva frente a la afirmación de los otros, la ambición, el egoísmo. 

Dan ganas de agarrarles de las solapas y espetarles, como aquel profesor del colegio: “para qué tienes la cabeza. Utilízala y déjate de comportamientos pueriles”. Debemos buscar una verdadera transformación de la vida política dominicana. Una transformación que tan solo será efectiva si se tiene conciencia de su necesidad, es necesario que cambiemos de actitud y hagamos cumplir las reglas de juego, usted señor Quique desde su el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) estimula la violaciòn a la ley 33-18 y el reglamento del régimen electoral 15-19 específicamente en el artículo 134 de la ley orgánica del régimen electoral que impide a los candidatos que participaron por un partido en un proceso, vayan por otro partido en un mismo año. Legitimar esa acción no es más que una irresponsabilidad política y social.

Por: Becker E Márquez Bautista.

Deja un comentario

avatar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribir  
Notificar de