El nuevo turismo Dominicano

El sector turismo en la República Dominicana representa nuestro corazón, indudablemente. Contamos con recursos bastante únicos que nos han llevado a ser el destino por excelencia de todo el caribe, siendo el enfoque primordial la ciudad de Punta Cana.

Está opinion se corresponde con estadísticas reales que nos proveen las autoridades competentes; Según el ex administrador del Banco de Reservas, por ejemplo, durante los últimos siete años, el país registra ingresos por turismo alrededor de US$46 mil millones, equivalente a la mitad del producto interno bruto (PIB) proyectado para este año, 2020.

Lógicamente cuando cierre el año las proyecciones no resultarán cómo habíamos calculado, por el golpe económico recibido el pasado Marzo que representó la pandemia del COVID-19 y su repercusión, lo cual de igual manera significa un tremendo reto para las nuevas autoridades juramentadas éste pasado mes de Agosto.

Estos nuevos retos que se presentan a raíz del virus son muy específicos. Tomando en cuenta la crisis sanitaria, las nuevas proyecciones revelan que los bienes y servicios, generación de empleos y divisas, realización de inversión extranjera, etc, sufrirán un impacto significativo. Resultado de la respuesta proveniente de las aerolíneas, las cadenas masivas de hoteles, grandes empresarios del turismo, etc.

Es mi parecer personal que la manera correcta de afrontar esta problemática particular es la inversión desde las alianzas público-privadas que generen una dinamización económica justo en los puntos más afectados. En esto el actual Presidente Constitucional, y su gabinete de turismo, tienen la visión adecuada.

Al incentivar la construcción de prestadores de servicios en áreas turísticas del territorio nacional, subsidiar impuestos por metas factibles alcanzadas, y demás acuerdos financieros, podremos movilizar una recuperación verdadera que además de aportar a la sostenibilidad durante el denominado “nuevo turismo”, también nos impulse a un crecimiento consistente en el futuro cercano.

Es un rol importantísimo el que debe jugar el sector privado en el regreso a la normalidad del turismo dominicano, y más aún, en el impulso a su mantenido crecimiento a largo plazo. Tenemos en República Dominicana los recursos para demostrar ser líderes en el área, y dar ejemplo de cómo nuestra saludable flexibilidad económica resulta una gran herramienta en este nuevo escenario.

De lo que estoy seguro es que de esto saldrá Rep. Dom. un país más fortalecido que núnca con un sector turístico inigualable si de manera responsable se maneja la actual situación y se visualiza justamente cómo lo que es: una nueva oportunidad.

Autor: Víctor J. Sánchez
Twitter: @VictorJoSanchez
Instagram: @VictorJoelSanchez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.