El grado de responsabilidad de un hombre es directamente proporcional a la dimensión del poder alcanzado por el mismo

Frustración, rabia, incomprensión, desencanto, angustia e incertidumbre, son los sentimientos que abundan en las bases del PRM. Al parecer la responsabilidad se quedó en las arenas del olvido, ya que, a seis meses de estar instalado el nuevo gobierno, los militantes de las bases del PRM y sus partidos aliados se encuentran olvidados.

Las quejas parecen no ser escuchadas, y eso hace que el sentir de quienes las expresan se convierta en desilusión y tristeza, ya que la creencia de que sus esfuerzos serían reconocidos, pierde el sentido de la esperanza al ver como se esfuma con el sol al atardecer.

El despropósito se multiplica y el tormento angustioso crece entre los militantes del PRM y sus aliados, que, por lo visto, su convicción de ser parte del cambio por el cual lucharon incansablemente durante dieciséis años, hoy se les niega la oportunidad de servirles a su país de manera honesta.

Quizás quienes ignoran a aquellos que ayer fueron importantes, se les olvida que mañana no serán más que un deseo inválido que no les permitirá una nueva conquista.

Por: Cristian Jiménez reside en Madrid, España, dirigente del PRM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.